lunes, 28 de abril de 2008

Historias de Emprendedores & Emprendimientos

Diario La Nacion - Economía y Negocios

Un servicio para manejar toda la casa a través de Internet

¿Me olvidé la ventana abierta? ¿Cerré bien la puerta? ¿Apagué las luces? Esas preguntas pueden convertirse en algo del pasado con la propuesta de Broken Mind, una empresa que vende la casa "inteligente", con la cual es posible apagar una luz con un celular o ver si alguien entró en la casa desde cualquier computadora con Internet.

Detrás del proyecto están Juan Pablo Degiovanni, Diego Cassino y Lucas Rolandi. Los dos primeros están acostumbrados a abrir nuevos mercados: antes de que los mensajes de texto se masificaran, crearon M-Joy una empresa de servicios de telefonía para tecnología móvil, que luego vendieron a muy buen precio y gerenciaron por dos años.

"Empezamos otra vez con algo nuevo. Siempre miramos lo que se afirma en los mercados desarrollados porque sabemos que vendrá acá, tarde o temprano. Lucas comenzó a trabajar en el proyecto a principios de 2007 y nosotros nos metimos de lleno a fin de año, cuando terminó nuestro contrato", contó Cassino.

Con una inversión inicial de 70.000 dólares, el trío importó los equipos necesarios y acondicionó un show room en Núñez, que permite ver concretamente en qué consiste la casa inteligente. Al llegar a la puerta, el visitante ya tiene la primera pista: un dispositivo de huella digital, que reconoce al dueño de la propiedad.

"El producto es para consumidores de alto poder adquisitivo. Hoy les vendemos a arquitectos y desarrolladores y a residenciales. Ya funcionan sistemas Broken Mind en La Dolfina, Highland, Barrio Norte y la torre El Faro de Puerto Madero", destacó Degiovanni. Con esos proyectos y otros por venir, entre los que se destaca uno en Uruguay, la compañía facturará 350.000 dólares este año.

Los emprendedores afirman que el potencial del mercado es grande porque "los desarrolladores están buscando sumar valor a sus proyectos con propuestas innovadoras". Además, aparecen los servicios de contenidos que se pueden proveer a través de la interconexión del hogar. "Un ejemplo puede ser un contrato con un delivery de helados o sushi para que el cliente pueda apretar un botón y hacer su pedido. Si todo está conectado, los límites son pocos", concluyó Cassino.

2 comentarios:

Fernando Cassia dijo...

Siempre aparecerán empresas como estas dedicadas a aprovecharse de la ignorancia tecnológica de la gente de dinero.

La misma gente podría informarse, aprender, y comprar sistemas de X10.com, una webcam IP, e "integrar" todo ellos mismos, por una décima parte del costo de lo que cotizan estos "emprendedores" que -cabe aclarar- usan hardware de terceras empresas.

FC

Anónimo dijo...

Bastante pobre tu comentario Fernando, digno de un resentido mas dentro de este mundo virtual. Una vez un profesor de finanzas me dijo una frase que no voy a olvidar nunca: "Aquel que clava con un martillo es sabio, el que lo hace con otra herramienta es ignorante e incapaz" (seguro no la entendiste, pero ya lo vas a hacer).
Resumiendo, no veo nada de malo en este emprendimiento, si fuera asi tendriamos que dejar hasta de comer en restaurantes ya que una ensalada nos puede salir mucho menos si compramos los ingredientes en la verduleria, no es asi??. Ademas, la gente con dinero es muchisimo mas inteligente de lo que pensas, si no me crees abri tu billetera.

Dicho de esta manera, vos quedas como el ignorante.

te mando saludos, espero que midas mejor tus comentarios de pseudo-periodista.